lunes, 9 de febrero de 2015

POESÍA

Esa manera tuya
de venir
cuando naufrago
por las calles
para alzarme
a cinco palmos del suelo
y llevarme
de ronda por los bares
donde ya muchos conocen
tus sonámbulas caderas
y el imprevisible ademán
de tus caminos.
Da igual que después
te vayas con cualquiera
y mis zapatos dependan
nuevamente del suelo,
sé que estás
cansada del amor
y sus donjuanes,
que te aburrirán
mis cigarrillos.
Huye,
no bebas mi sed,
otros te desnudarán mejor,
y yo no siempre te merezco,
poesía.

No hay comentarios: